Abusaron de su compañera en la escuela

escuela
Para cualquier joven, la escuela debería ser, además del sitio obvio donde se aprende, un espacio de refugio, contención e incluso diversión. Pero para Maia, de 16 años, se convirtió en un lugar asociado al espanto.
Todo comenzó luego de que la adolescente denunciara a otra alumna frente a las autoridades de la Escuela Media N° 15 Alicia Moreau de la localidad de Canning, Buenos Aires, por haberla agredido físicamente.
La venganza ante la acusación sobrepasó cualquier límite: la rival de Maia la llevó al baño del establecimiento con la ayuda de dos cómplices, amigas de la víctima. Allí la esperaba el horror: luego de trabar la puerta, un grupo de alumnos varones le quitó la ropa y la manoseó. 
"Fue abusada un miércoles y culminó la semana asistiendo al colegio en un estado de shock, quizás porque no presento signos de lo sucedido", relató Marcela Cantuni, mamá de Maia. "Al finalizar el fin de semana, ella irrumpe en mi habitación gritando que hacia días que no dormía", explica.
Alarmada, Marcela llevó a su hija a la guardia del Hospital Garrahan, donde fue atendida por psicólogos. Sin embargo, la adolescente aún no se animaba a revelar su calvario.   
Marcela expresó su descontento con la actitud de la escuela. 
Fue recién la semana siguiente cuando Maia finalmente cedió. "Estaba irreconocible, en un estado de histeria", recuerda su madre. "Y en un estallido de gritos y llanto comenzó a decir los nombres de los chicos que habían participado del hecho". 
Por ahora, sólo dos de los alumnos señalados por la joven como autores del abuso han sido citados por la Unidad Funcional N° 4 del fuero de Responsabilidad Penal Juvenil de Lomas de Zamora, donde está radicada la denuncia, para la realización de pericias psicológicas. 
Al dolor de ser testigo del sufrimiento de su hija, Marcela le suma su descontento con el accionar del colegio. "Se lavaron las manos. Cuando fui me dijeron que sabían que los alumnos que la atacaron ingresaban drogados y en estado de ebriedad. Esto podía pasar con cualquier chica", se lamenta. 
Además, los jóvenes acusados aún continúan asistiendo a la escuela, algo que le fue confirmado por Sergio De Luca, vicedirector del establecimiento. 
"Hasta que no haya nada que lo impida no podemos quitarles el derecho de asistir", sostiene el directivo quien asegura que la institución "responde a todos los oficios de la fiscalía". 


Compartir en Google Plus

Periodista: Noticias Huellas de Jujuy

Trabajamos por una sociedad mas informada y comunicada con un profundo compromiso con la realidad informativa de la provincia de Jujuy, el país y el mundo.

0 comentarios:

Publicar un comentario