Un chef mató y cocinó a su novia porque tenía miedo de que ella revelase su doble vida

Se cree que Marcus Volke mató a Mayang Prasetyo, de 27 años en su piso de Brisbane, en Australia, en un nuevo caso de violencia de género. Después de haberla matado, la habría descuartizado y hervido en su cocina eléctrica para deshacerse de las pruebas.

Un juzgado está investigando el brutal asesinato de su esposa transexual y prostituta porque estaba preocupado de que la joven indonesia pudiera revelar su doble vida como gigoló, según se ha explicado en el juicio.

Se cree que Marcus Volke mató a Mayang Prasetyo, de 27 años en su piso de Brisbane, en Australia, en un nuevo caso de violencia de género. Después de haberla matado, la habría descuartizado y hervido en su cocina eléctrica para deshacerse de las pruebas.

Durante el juicio en Brisbane, los testigos explicaron que la relación era volátil y las peleas eran frecuentes, e incluso ella lo amenazaba con exponerlo como una trabajador sexual a su familia si la dejaba. A pesar de ello se casaron, y la mujer obtuvo la visa a cambio de que ella le ayudara a pagar una deuda de 9.000 dólares gracias a sus servicios como 'acompañante de lujo'.
La policía cree que Prasetyo murió en algún momento de la madrugada, probablemente durante la pelea, y el olor de su cuerpo en descomposición comenzó a notarse horas después. Volke condujo a unos grandes almacenes hacia las 6 de la tarde, donde compró guantes, lejía, un cepillo de limpieza, bolsas de basura, toallitas húmedas y una bañera de inmersión y se fue en taxi al hospital para tratarse una herida en la mano, aunque le dijo al conductor que era de cortar cebollas.
No obstante, ante los sanitarios explicó que la herida era consecuencia de quitarle un cuchillo a su esposa durante una pelea. Esa misma noche compró un cuchillo grande, que presuntamente utilizó para desmembrar el cuerpo de Prasetyo y meterlo las bolsas de basura. Más tarde ese mismo día, al tratar de cocinar su cuerpo para deshacerse de las pruebas puso a hervir una olla pero provocó un cortocircuito en el apartamento, por lo que pidió ayuda a un electricista.

Cuando llegaron los agentes, el sospechoso se mostró cooperativo, pero con la excusa de que necesitaba asegurar a los perros, Volke cerró la puerta y huyó. Fue entonces cuando se encontraron con el recipiente con los pies de Prasetyo a fuego lento y, debido a lo increíble de la situación, pensaron que se trataba de una broma, pero se dieron cuenta de la realidad al ver más restos en una bolsa de basura en la nevera.

La Policía y el equipo de perros búsquedas buscaron y encontraron a Volke en un compartimiento industrial poco tiempo después, pero se quitó la vida antes de ser arrestado.
Compartir en Google Plus

Periodista: Noticias Huellas de Jujuy

Trabajamos por una sociedad mas informada y comunicada con un profundo compromiso con la realidad informativa de la provincia de Jujuy, el país y el mundo.

0 comentarios:

Publicar un comentario