El auto que le salvó la vida al presidente de Francia Charles de Gaulle



El Citroën DS del presidente de Francia Charles de GaulleDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl Citroën DS del presidente de Francia Charles de Gaulle. Las marcas blancas están ahí por el impacto de las balas.

A eso de las 08:20 de la noche del 22 de agosto de 1962, una lluvia de balas recibió al auto que transportaba al presidente francés, Charles de Gaulle, a la altura de la localidad conocida como Petit Clamart, en las afueras de París.
Para ese entonces, el célebre general que había liderado la resistencia francesa contra los nazis durante la Segunda Guerra Mundial ya tenía 72 años de edad y llevaba otros tres de regreso en la presidencia de Francia.
Pero su decisión de reconocer la independencia de Argelia, el 5 de julio de ese mismo año, le había valido la animosidad de ciertos sectores del ejército francés y los llamados pied noirs ("pies negros"), como se conocía a los habitantes de origen francés asentados en sus colonias en el norte de África.


Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLos acontecimientos fueron recreados en la película "El día del chacal", de 1973. Aquí una escena del film con el actor francés Adrien Cayla-Legrand interpretando al presidente, a bordo de un Citroën DS.

En el complot, que sirve de punto de partida a la famosa película "El día del Chacal", participó un comando de 12 hombres poderosamente armados con explosivos y ametralladoras.
Pero el gran protagonista de la jornada terminaría siendo el automóvil que transportaba al general De Gaulle y su esposa Yvonne: un Citroën DS 19, el mítico modelo que fue considerado en su momento el auto más moderno del mundo.
Y los sucesos de Petit Clamart, de los que De Gaulle salió ileso a pesar de las 183 balas disparadas por el comando de la Organización Armada Secreta (OAS), solamente ayudaron a agrandar su leyenda.
"¡Qué publicidad! (…) Ese auto, literalmente ametrallado por decenas y decenas de balas, con los neumáticos delanteros lacerados, continuó su camino", recuerda Jean Luois Loubet en su "Historia del automóvil francés".
"No se desvió ni un segundo de su trayecto y le salvó la vida al general y a la señora De Gaulle. Por supuesto, todos dijimos: "¡Qué automóvil tan extraordinario!", cuenta.

El "extraordinario automóvil"

Citroën empezó a producir su modelo DS en 1955.
Desde el inicio fue un auto revolucionario, y no sólo por el icónico diseño del italiano Flaminio Bertoni, que le valió ser elegido como "el automóvil más bello de todos los tiempos" por la revista Classic & Sports Car en 1999.


El interior del auto de De Gaulle.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl interior del auto de De Gaulle. Dicen que por dentro es tan cómodo que es como viajar en la sala de tu casa.

Entre sus innovaciones técnicas también se destacaba su dirección asistida, caja de cambios hidráulica, chasis monocasco y frenos de discos delanteros.
Pero lo que le salvó la vida al general De Gaulle y también convirtió al DS en uno de los automóviles más cómodos que jamás han rodado sobre la Tierra, fue la suspensión hidroneumática que llegaría a convertirse en sinónimo de Citroën.
"La mayoría de los autos, incluso hoy, utilizan amortiguadores de resorte en sus sistemas de suspensión. No así el DS", explica Patrcik George en un artículo sobre el atentado contra De Gaulle publicado en el portal especializado Jalopnik.
"Tenía un sistema de suspensión completamente independiente con amortiguadores rellenos con aceite y gas a presión en cada llanta. Esto permitía que la firmeza y altura de la suspensión del auto se ajustaran de forma automática dependiendo de la carga y el tipo de carretera", detalla.


De Gaulle en su auto.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionDesde entonces, De Gaulle, así como otros presidentes franceses, le fue fiel al Citroën DS...

En términos prácticos, hacía que el coche fuera muy fácil de controlar y también le daba una gran estabilidad y confort, al punto que "muchos describían la experiencia de viajar en un DS como 'volar en una alfombra mágica'", cuenta George.
Y, en el caso del atentado contra De Gaulle, le permitió al chofer del presidente francés continuar su camino a pesar de la total destrucción de sus neumáticos, alejando así al mandatario de la lluvia de disparos.
Según testigos, el automóvil inicialmente patinó pero logró recuperar la estabilidad gracias al novedoso sistema de suspensión, y eventualmente solo recibió 14 de los 187 disparos.


Emmanuel Macron en su auto.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image caption...y el nuevo presidente, Emmanuel Macron, también: escogió la última versión del mismo modelo para ir a su inauguración.

"Ven, querida, vamos a casa… Estos no saben disparar bien", diría De Gaulle después, según "El día del Chacal".
Mientras que, según testimonios, la reacción de su esposa Yvonne al atentado habría sido decir: "Espero que los pollos no hayan visto esto", en referencia a las aves que llevaban en el maletero del auto para la cena de esa noche.
Leyenda o no, en cualquier caso lo cierto es que Charles de Gaulle se mantuvo leal al DS hasta el fin de sus días.
Y el actual presidente de Francia, Emmanuel Macron, también eligió la versión moderna del modelo -que llegó tercero en la votación del Auto del Siglo, celebrada en 1999, después del Ford T y el Mini- para su toma de posesión en mayo de este año.

BBC Mundo
Compartir en Google Plus

Periodista: Rodrigo Saavedra

Trabajamos por una sociedad mas informada y comunicada con un profundo compromiso con la realidad informativa de la provincia de Jujuy, el país y el mundo.

0 comentarios:

Publicar un comentario