Interna eterna: el motivo del odio visceral de la “Chiqui” a la “China” Suárez


Corría el año 2014. Mirtha Legrand acababa de terminar la transmisión de su primer programa desde la pantalla de El Trece y Eugenia Suárez celebraba su primer aniversario de novia con Nicolás Cabré, su primera pareja luego de su separación de Nacho Viale. “¿La vas a invitar a la ‘China’?”, le consultaron. Y la “Chiqui” respondió con un seco y tajante: “No, de ninguna manera”.

La sola mención de la ex Casi Ángeles le transformó la cara a la conductora, que celebraba alegre su primer programa bajo la gerencia artística de Adrián Suar. ¿El motivo de su enojo? Los fuertes rumores, tal vez confirmados en la intimidad, de que la rubia le había sido infiel a su nieto Nacho Viale con Nicolás Cabréquien pocos meses más tarde se convertiría en el padre de su hija, Rufina.

Firme en sus convicciones, la conductora cumplió con su promesa y no la invitó por dos añosPero tenerla en su programa justo después de que Carolina “Pampita” Ardohain la señalara como la tercera en discordia que destruyó su matrimonio de diez años con Benjamín Vicuña era demasiado tentador.

Y así, la “China” regresó como invitada. Pero la diva no esquivó el bulto en ningún momento y, fiel a su estilo, le disparó con artillería pesada: “¿Hiciste sufrir a alguien por amor?”. 

Incómoda y consciente del trasfondo personal de la pregunta, la actriz reconoció su culpa en vivo: “Posiblemente sí, pero nunca de manera adrede. Y cuando lo hice, pedí disculpas”.

La "China" fue pareja de Nacho Viale.

Tal vez por pedido de Nacho Viale, el tema quedó ahí. Pero la “Chiqui”, que se define como una persona “memoriosa” y no “rencorosa”, aprovechó la visita de la semana pasada del propio Cabré al piso para retomar el tema. ¿Lo llamativo? No escatimó en elogios para el actor, celebró que finalmente haya aceptado la invitación a su programa y se encargó de cuidarlo en casi todas las preguntas personales que le hizo.

Primero, celebró haber logrado que aceptara su invitación. “¡No puedo creer que vino Cabré! Es un mérito de la producción”, celebró desde el comienzo de su programa. “Dicen que es muy retraído y que no le gusta hablar de su vida, pero esas no son cosas malas”, lo elogió.

Tal vez fue un pacto previo, pero la “Chiqui” le hizo muy pocas preguntas personales a Cabré. En la mayoría del diálogo, la diva se limitó a hablar de Sugar, la comedia musical que el actor protagoniza junto a Federico D’Elía y Griselda Siciliani. Sin embargo, se las ingenió para abordar de a poco su actual relación con la “China”, madre de su hija Rufina, ya de cuatro años.

EL DIÁLOGO ENTRE LA “CHIQUI” Y CABRÉ

M: “¿La ves todos los días?”.
NC: “No todos los días, pero la tengo los mismos días que la tiene la madre. Los dos la vemos la misma cantidad de días”.
M: “Debe ser complicado, porque ella viaja mucho (en alusión a sus reiteradas visitas a Chile, país natal de su actual pareja, Benjamín Vicuña).

Incómodo, Cabré reconoció: “Bueno, sí. Viaja mucho. Pero nos vamos acomodando”. Lejos de transmitir mala onda, el actor elogió a la madre de su hija, aunque esquivó siquiera mencionar al chileno: “Nos vamos acomodando. Muchas veces Rufi viaja con ella, muchas se queda conmigo. La verdad es que somos compañeros y nos vamos ayudando”.


  

Fuente: http://www.bigbangnews.com/farandula/Interna-eterna-el-motivo-del-odio-visceral-de-la-Chiqui-a-la-China-Suarez-20170611-0012.html - 
Compartir en Google Plus

Periodista: Noticias Huellas de Jujuy

Trabajamos por una sociedad mas informada y comunicada con un profundo compromiso con la realidad informativa de la provincia de Jujuy, el país y el mundo.

0 comentarios:

Publicar un comentario