Rejuvenecimiento ovárico: la ciencia que retardaría el reloj biológico

La ciencia logró embarazos en mujeres con menopausia precoz dando esperanza a mujeres jóvenes con escasa reserva ovárica.
Cada vez, las mujeres están postergando la maternidad, ya sea por razones profesionales, económicos o por no encontrar tempranamente la pareja que buscan. Sin embargo, el reloj biológico sigue corriendo por lo que muchas optan por congelar óvulos para tener células de mejor calidad si es que deciden embarazarse. Pero una nueva esperanza se abre.
En un estudio llevado a cabo en colaboración con el hospital La Fe de Valencia, el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) consiguió cuatro embarazos en pacientes que padecían fallo ovárico precoz mediante el rejuvenecimiento ovárico, informó Efe.
Entre el 1 y el 4% de las mujeres sufre fallo ovárico temprano –o menopausia precoz–, la principal causa de infertilidad femenina. Esta es precisamente una de las líneas de investigación que dirige el profesor Antonio Pellicer, copresidente y fundador del grupo. "Estamos contemplando métodos innovadores para activar folículos que de otra forma no se desarrollan y los resultados están siendo prometedores. Este tratamiento abre una puerta a la esperanza a pacientes que de otro modo no tenían alternativas para gestar con sus propios óvulos", explicó el especialista.
Dos técnicas utilizadas
Para lograr un rejuvenecimiento ovárico se han utilizado dos técnicas, una con células madre extraídas de la médula ósea de la propia paciente y otra que se aplica con fragmentos del tejido ovárico, también de la misma mujer que desea ser madre. Ambas consiguen que el órgano responsable de la ovulación revierta parcialmente su proceso de envejecimiento y active los folículos durmientes, que de otra forma permanecerían en el ovario sin desarrollarse, ni siquiera mediante el uso de medicamentos.
La técnica de fragmentación del tejido ovárico (OFFA, por las siglas en inglés de Ovarian Fragmentation for Follicular Activation) se ha aplicado en mujeres de unos 34 años con menopausia precoz. De 11 mujeres, cuatro se quedaron embarazadas.
Para Pellicer ambos tratamientos son todavía “desgraciadamente invasivos” y se toma los resultados con cautela. Así que en su opinión no se puede hablar todavía de que estas técnicas sean la última frontera contra la infertilidad, “porque hay resultados limitados y durante limitado tiempo”.
Pellicer alude al símil del libro para explicar que el ovario  es como un armario-estantería lleno de óvulos contenidos en los folículos: ”algunos folículos los podemos ver porque crecen, pero llega un momento en que éstos se acaban, y quedan folículos pequeños, como páginas sueltas que no se constituyen en libros, y con las técnicas actuales somos incapaces de verlos”.
“Las técnicas que  llenan el ovario de óvulos no existen y la única manera hoy es coger los óvulos de una donación. A lo mejor el día de mañana se consiguen generar óvulos a partir de otras células,  pero mientras tanto lo que estamos haciendo ahora con el rejuvenecimiento ovárico es prolongar la vida del ovario poco más de seis meses”, señala.
El doctor Fernando Neuspiller explicó a Infobae que "el resultado de la intervención puede evaluarse con un simple análisis de sangre para comprobar el cambio en los niveles de la hormona antimulleriana, un marcador de la reserva ovárica". El resultado también es el crecimiento de folículos que estaban quiescentes, al igual que con la primera técnica.
Otro método de rejuvenecimiento ovárico es la infusión de células madre de la médula ósea (BMDSC, por las siglas en inglés de Bone Marrow-Derived Stem Cells) en la arteria ovárica. Este procedimiento se enmarca en un estudio piloto llevado a cabo por el profesor Antonio Pellicer y su colaboradora la doctora Sonia Herraiz conjuntamente con el hospital La Fe de Valencia. Esta técnica ofrece también resultados prometedores, ya que incluso se produjeron embarazos espontáneos en mujeres con baja reserva ovárica tras someterse a un trasplante de médula ósea.
"Esta técnica hasta el momento ofrece resultados prometedores, ya que incluso se han producido embarazos espontáneos en mujeres con baja reserva ovárica tras someterse a un trasplante de médula ósea", destacó Neuspiller, quien aclaró que "ambas técnicas se encuentran actualmente en investigación".
"Son líneas de investigación que probablemente tengan mucho futuro pero no a corto plazo", finalizó.
El rejuvenecimiento ovárico fue uno de los temas tratados en el workshop previo al 7º Congreso Internacional IVI sobre Medicina Reproductiva, que se celebró en Bilbao, y que reunió a investigadores de la materia.
Compartir en Google Plus

Periodista: Rodrigo Saavedra

Trabajamos por una sociedad mas informada y comunicada con un profundo compromiso con la realidad informativa de la provincia de Jujuy, el país y el mundo.

0 comentarios:

Publicar un comentario