El Parlamento de Cataluña inicia el proceso para la independencia de España


Carles Puigdemont y los miembros del ParlamentoDerechos de autor de la imagenAFP
Image captionSegún el presidente catalán, Carles Puigdemont, el parlamento cumplió con el "mandato" del referendo del 1 de octubre.

El Parlamento de Cataluña aprobó este viernes iniciar el proceso para "constituir una República catalana como Estado independiente, soberano, democrático y social", al inicio la jornada más dramática de toda la crisis por la independencia de Cataluña.
La frase está contenida en el preámbulo de una resolución aprobada al final de una encendida sesión que fue abandonada por los principales partidos contrarios a la independencia.
Más adelante, en la parte resolutiva de la explosiva moción, se insta al gobierno autonómico a tomar todas las medidas necesarias para la entrada en vigor de la llamada "Ley de Transitoriedad Jurídica y Fundacional de la República",declarada ilegal por el Tribunal Constitucional español.
La moción fue aprobada con 70 votos a favor, 10 en contra y 2 en blanco. Pero 53 diputados -de un total de 135- también abandonaron el recinto antes de la votación para dejar constancia de su rechazo a la iniciativa.
Poco después, el Senado español le dio al presidente español Mariano Rajoy autorización para disolver el Parlament, destituir al presidente catalán, Carles Puigdemont, y convocar a elecciones en la comunidad autónoma.
Y estos no son los únicos retos a los que tendrán que hacer frente los independentistas catalanes.
"Actuación ilegal"
Efectivamente, la Ley de Transitoriedad, que fue aprobada por el Parlament en septiembre, sienta las bases legales para la ruptura entre Cataluña y España.
Pero la misma fue inmediatamente declarada ilegal por el Tribunal Constitucional español y es una de las razones por las que el gobierno de España ha acusado a la comunidad autónoma de "actuaciones ilegales y antidemocráticas".

El presidente catalán, Carles Puigdemont, en el momento de depositar su voto.Derechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionEl presidente catalán, Carles Puigdemont, en el momento de depositar su voto.

De hecho, antes de la votación de la moción que manda a desarrollarla, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, les advirtió a los diputados catalanes que la decisión estaba sujeta a posibles intervenciones de ese tribunal.
Y la intención de tratar de minimizar las implicaciones legales de una declaración formal de independencia también puede explicar por qué la frase según la cual los parlamentarios catalanes constituyen una república catalana fue incluida únicamente en la parte declarativa de la resolución.
Eso también explicaría por qué la moción -sometida de forma conjunta por la coalición Junts pel Sí y CUP- fue la única de la jornada en la que se practicó el voto secreto.
Durante la sesión, otra moción declarando "el inicio y apertura del proceso constituyente" (de la República) también fue aprobada con 71 votos a favor, 8 en contra, 3 en blanco y siempre con la ausencia de 53 parlamentarios.

"Mandato del pueblo"

Una vez concluida la misma el presidente catalán Carles Puigdemont, se dirigió a la población de Cataluña diciendo que el parlamento había "culminado" el mandato del referendo del 1 de octubre.
Luego, todos los diputados independentistas, acompañados de alcaldes llegados de distintos puntos de la región, han cantado al unísono "Els Segadors", el himno nacional de Cataluña.

Simpatizantes de la independencia de Cataluña celebran el voto en el parlamento.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionSimpatizantes de la independencia de Cataluña celebran el voto en el parlamento.

El referendo fue declarado ilegal por el Tribunal Constitucional español y los intentos de la guardia Civil por impedir la votación o hacerse con las urnas generaron escenas de violencia.
Al final, según las autoridades catalanas, en el mismo votaron cerca del 2,3 millones de catalanes (aproximadamente un 30% de la población), con un 90% de ellos expresándose a favor de la independencia.
La respuesta de Madrid
Poco después de la votación en el Parlament, el Senado español aprobó un paquete de medidas que le otorgan al gobierno español la potestad de destituir a todo el gobierno catalán y disolver el parlamento de la comunidad autónoma.
Las medidas están amparadas en el artículo 155 de la Constitución española, aplicable cuando una de las regiones del país no está cumpliendo con la legalidad vigente.
Según explicó el propio presidente español, Mariano Rajoy, la autorización para disolver el Parlament tiene como objetivo permitirle convocar a elecciones en la región "en un plazo máximo de seis meses".
Y cuando compareció ante el Senado para solicitar la aprobación de las medidas, tomadas al amparo de artículo 155 de la Constitución española, el mandatario aseguró que su intención "es celebrarlas lo más pronto posible".
La Cámara Alta también le dio a Rajoy autorización para proceder al cese del presidente Carles Puigdemont y todo su gobierno.
Las medidas aprobadas por el Senado limitan además las competencias del parlamento catalán, pues su presidente ya no podrá proponer candidato a la presidencia de la Generalitat y su plenario no podrá celebrar debate ni votación de investidura.
Rajoy, por su parte, reaccionó inmediatamente a la decisión del parlamento catalán pidiendo "tranquilidad a todos los españoles" a través de su cuenta de Twitter.
"El Estado de Derecho restaurará la legalidad en Cataluña", aseguró el mandatario en el mismo mensaje.
La Unión Europea partidaria de evitar secesionismos en el bloque aseguró que "España se mantiene como nuestro único interlocutor".
"Para la UE nada cambia", escribió en Twitter el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, "Espero que el gobierno español favorezca el uso de la razón y no de la fuerza".
fuente: BBC
Compartir en Google Plus

Periodista: Rodrigo Saavedra

Trabajamos por una sociedad mas informada y comunicada con un profundo compromiso con la realidad informativa de la provincia de Jujuy, el país y el mundo.

0 comentarios:

Publicar un comentario