Abordaje de residuos patógenos en la provincia


P1190097
Abordaje de residuos patógenos en la provincia
En este sentido desde el inicio de la actual gestión de la cartera ambiental se tomó conocimiento de la situación de los residuos patógenos desde su base. Se solicitó toda la información correspondiente, como el volumen de residuos patógenos generados en la provincia a la empresa Limsa y al Ministerio de Salud, se analizó el pliego licitatorio al Concejo Deliberante, entre otros.
A partir de esto desde la Secretaría de Calidad Ambiental del Ministerio se elaboró un informe técnico de la situación de la provincia, se modificaron las resoluciones en relación al registro de generadores, operadores y transportistas, actualizando la normativa; además se confeccionaron formularios para ser descargados de la página web del Ministerio de Ambiente para los generadores y transportistas de estos residuos con el fin de agilizar y hacer más eficaz el sistema. También se realizaron inspecciones a las celdas de disposición final, las cuales actualmente poseen el tratamiento de encalado dispuesto por normativa provincial.
“Hemos dialogado con distintas empresas que tratan los residuos patógenos de venta de autoclave, buscando la mejor alternativa para mejorar este tratamiento entre incineradvor, desinfección química y autoclave, concluyendo que la inertización de estos residuos mediante autoclave para que quede asimilable al residuo sólido urbano, es la forma adecuada”, explicó la Dra. Fernada Yapur, Secretaria de Calidad Ambiental.
En la misma línea, precisó que “luego del análisis de la información correspondiente resulta necesaria lograr una trazabilidad adecuada”.
“Todo esto –concluyó- en el marco del plan de saneamiento de finca El Pongo, que exige el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para el proyecto GIRSU-Chanchillos, donde se están construyendo nuevas celdas de disposición final”.
Adecuado procesamiento dentro de las instituciones de salud
El Ministerio de Ambiente se encuentra trabajando con el plan Salvaguarda Ambiental que tiene el propósito de reducir los impactos ambientales de las actividades propuestas y ejecutadas por el Proyecto FESP, que desarrolla el Ministerio de Salud de la provincia.
Sara Zurita Martínez, de la coordinación de programas de financiamiento internacional del Ministerio de Salud, explicó que el plan de Salvaguarda Ambiental consiste en la adecuación de la gestión de residuos hospitalarios o de efectores de salud en general, para lograr el correcto procesamiento de los residuos patógenos dentro del sistema público provincial.
Martínez afirmó que “hay un compromiso muy fuerte para que el sector de salud de la provincia adecúe sus planes de gestión de residuos patógenos, con un diagnóstico de situación, para disminuir la generación de estos residuos y realizar una buena segregación de los mismos, logrando así una situación completa comprendida dentro de los protocolos y procedimientos de bioseguridad, en las instituciones de salud”.
Marina Giordana, consultora de gestión del proyecto FESP, sostuvo que se capacitó a todo el personal de los establecimientos de salud, con la participación del ministerio de ambiente para que el proceso mejore la gestión del residuo. “Se están generando planificaciones para la construcción de los depósitos finales en cada establecimiento. El Ministerio de salud cuenta con un plan anual en cuanto a capacitaciones y una planificación en gestión de estos residuos, con rutas formales internas, los instrumentos necesarios, etc.”.
Cabe destacar que el sector privado de salud está regulado también por el Ministerio de Salud, y debe cumplir con la misma normativa que el sector público.
Abordaje de residuos patógenos en la provincia

En este sentido desde el inicio de la actual gestión de la cartera ambiental se tomó conocimiento de la situación de los residuos patógenos desde su base. Se solicitó toda la información correspondiente, como el volumen de residuos patógenos generados en la provincia a la empresa Limsa y al Ministerio de Salud, se analizó el pliego licitatorio al Concejo Deliberante, entre otros.
A partir de esto desde la Secretaría de Calidad Ambiental del Ministerio se elaboró un informe técnico de la situación de la provincia, se modificaron las resoluciones en relación al registro de generadores, operadores y transportistas, actualizando la normativa; además se confeccionaron formularios para ser descargados de la página web del Ministerio de Ambiente para los generadores y transportistas de estos residuos con el fin de agilizar y hacer más eficaz el sistema. También se realizaron inspecciones a las celdas de disposición final, las cuales actualmente poseen el tratamiento de encalado dispuesto por normativa provincial.
“Hemos dialogado con distintas empresas que tratan los residuos patógenos de venta de autoclave, buscando la mejor alternativa para mejorar este tratamiento entre incineradvor, desinfección química y autoclave, concluyendo que la inertización de estos residuos mediante autoclave para que quede asimilable al residuo sólido urbano, es la forma adecuada”, explicó la Dra. Fernada Yapur, Secretaria de Calidad Ambiental.
En la misma línea, precisó que “luego del análisis de la información correspondiente resulta necesaria lograr una trazabilidad adecuada”.
“Todo esto –concluyó- en el marco del plan de saneamiento de finca El Pongo, que exige el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para el proyecto GIRSU-Chanchillos, donde se están construyendo nuevas celdas de disposición final”.
Adecuado procesamiento dentro de las instituciones de salud
El Ministerio de Ambiente se encuentra trabajando con el plan Salvaguarda Ambiental que tiene el propósito de reducir los impactos ambientales de las actividades propuestas y ejecutadas por el Proyecto FESP, que desarrolla el Ministerio de Salud de la provincia.
Sara Zurita Martínez, de la coordinación de programas de financiamiento internacional del Ministerio de Salud, explicó que el plan de Salvaguarda Ambiental consiste en la adecuación de la gestión de residuos hospitalarios o de efectores de salud en general, para lograr el correcto procesamiento de los residuos patógenos dentro del sistema público provincial.
Martínez afirmó que “hay un compromiso muy fuerte para que el sector de salud de la provincia adecúe sus planes de gestión de residuos patógenos, con un diagnóstico de situación, para disminuir la generación de estos residuos y realizar una buena segregación de los mismos, logrando así una situación completa comprendida dentro de los protocolos y procedimientos de bioseguridad, en las instituciones de salud”.
Marina Giordana, consultora de gestión del proyecto FESP, sostuvo que se capacitó a todo el personal de los establecimientos de salud, con la participación del ministerio de ambiente para que el proceso mejore la gestión del residuo. “Se están generando planificaciones para la construcción de los depósitos finales en cada establecimiento. El Ministerio de salud cuenta con un plan anual en cuanto a capacitaciones y una planificación en gestión de estos residuos, con rutas formales internas, los instrumentos necesarios, etc.”.
Cabe destacar que el sector privado de salud está regulado también por el Ministerio de Salud, y debe cumplir con la misma normativa que el sector público.
Compartir en Google Plus

Periodista: Noticias Huellas de Jujuy

Trabajamos por una sociedad mas informada y comunicada con un profundo compromiso con la realidad informativa de la provincia de Jujuy, el país y el mundo.

0 comentarios:

Publicar un comentario