Explosiones en Kabul dejan 29 muertos y 52 heridos

Este miércoles una bomba más sacudió la ciudad de Kabul (Afganistán). Al menos 29 personas murieron y 52 resultaron heridas en un atentado suicida que ocurrió cerca a una multitud compuesta en su gran mayoría por jóvenes que celebraban el primer día del año nuevo afgano. El presidente de ese país, Ashraf Ghani, calificó el ataque, a través de un comunicado, como un crimen contra la humanidad.
Al parecer, un atacante suicida hizo detonar las bombas que portaba en su chaleco, entre la Universidad de Kabul y el Hospital Aliabad, contra el grupo de personas que se dirigía al templo Kart-e-Sakhi, como lo indicó el portavoz del Ministerio del Interior afgano, Nasrat Rahimi.
Según el último balance de víctimas, proporcionado por el portavoz del Ministerio de Salud Pública, Wahidullah Majroh, "la mayoría de los heridos fueron inicialmente trasladados a los tres hospitales de Istiqlal, Aliabad y Ibn-e-Sina, situados cerca del lugar de la explosión. Tras recibir tratamiento básico, en una segunda fase ahora en marcha, los heridos son trasladados de estos hospitales a otros especializados", agregó la fuente.
Todavía hay confusión sobre los responsables, pues los talibanes aseguraron que sus hombres no tuvieron nada que ver con la acción. El mensaje fue difundido a través del portavoz de la organización insurgente, Zabihullah Mujahid, en su cuenta de Twitter.
Los días en Kabul son complicados, pues no es el único atentado que ha habido en los últimos días. De hecho, el pasado sábado, tres civiles murieron y otros cuatro resultaron heridos en un ataque suicida de los talibanes con coche bomba perpetrado en las inmediaciones de un parque industrial en Kabul.
Además, el atentado más importante en lo que va del año fue el perpetrado el pasado 27 de enero por los talibanes con una ambulancia bomba que hizo explosión en medio de la calle en un barrio de Kabul acabando con la vida de más de un centenar de personas. Tras ese ataque, que dejó cerca de 158 heridos, las autoridades de la capital afgana han revisado todo el plan de seguridad de la ciudad y lo han sustituido por un nuevo esquema para evitar grandes atentados.

En ese momento, las investigaciones llevaron a la captura de cuatro sospechosos. “El suicida usó una ambulancia para pasar los controles. En el primer control dijo que transportaba a un paciente al hospital Jamuriat", explicó Nasrat Rahimi, portavoz adjunto del ministerio del Interior. "La ambulancia estaba estacionada en el aparcamiento del hospital Jamuriat; intentó pasar los controles hacia el ministerio del Interior, el Alto Consejo de la Paz, pero el suicida fue detectado por la policía y se hizo saltar por los aires", agregó. 
El presidente afgano, Ashraf Ghani, llamó a finales del mes pasado a los talibanes a sentarse en la mesa de negociación para encontrar una solución pactada al conflicto que vive el país desde la invasión estadounidense en 2001.
Afganistán atraviesa una de sus etapas más sangrientas desde que en enero de 2015 la OTAN pusiera fin a su misión de combate en el país, donde continúa en tareas de tareas de entrenamiento y asesoramiento a las fuerzas afganas.

Compartir en Google Plus

Periodista: Rodrigo Saavedra

Trabajamos por una sociedad mas informada y comunicada con un profundo compromiso con la realidad informativa de la provincia de Jujuy, el país y el mundo.

0 comentarios:

Publicar un comentario