Cómo juega Francia, el rival de Argentina en octavos de final


Francia es la Selección con más individualidades de todo el campeonato.

Con tanta calidad individual, el seleccionador francés ha variado entre dos sistemas con una idea básica: emplear un dibujo que le permita poner el mayor número posible de atacantes sin perder robustez. Primordialmente, ha optado por dar continuidad a su 4-2-3-1 que ya utilizó en la Eurocopa pero lo ha ido intercambiando con el 4-3-3 (casi siempre con Griezmann de falso nueve) aprovechando el doble rol que ofrece Mbappé.

El poder atacante de la línea de media puntas es sencillamente espectacular: Griezmann, Mbappé, Dembelé, Lemar, Fekir o Thauvin. Aunque al seleccionador francés le gusta dejar lapunta de ataque para Olivier Giroud (jugador más referencial y que juega muy bien de cara), tener tanta dinamita arriba le ha hecho mutar el esquema a un 4-3-3 prescindiendo de él algunos de los amistosos.

Griezmann como falso nueve o en la media punta, Mbappé en banda o en el centro, Demeblé o Lemar... el repertorio de cartas del que dispone Deschamps es un tesoro y lo sería para cualquier entrenador. La elección del delantero centro condicionará el resto de la alineación. Puede ser fija o variar en función del partido. Para quién será la punta del iceberg es la gran pregunta.

Griezmann, en su hábitat

El seleccionador ha dado sus galones principales a Antoine Griezmann. Lo ha ubicado como segunda punta, justo en la posición donde él se encuentra más cómodo y desde la que puede explotar todo su potencial. El técnico francés ha probado ciertos matices en el sistema para encajar algunos detalles, pero en la ubicación de Griezmann no hay ninguna duda. Cualquier estrategia bleu pasa indispensablemente por la libertad del Principito.


La sociedad Mbappé-laterales


Una de los puntos más fuertes de Francia lo encontramos en los dos carriles. Aunque Deschamps ha testeado con el impresionante Kylian Mbappé en todos los frentes (ambos costados y centro), hay un denominador común en sus movimientos. Da lo mismo si se ubica en derecha o izquierda. Al tratarse de un delantero centro puro, casi siempre acaba en el centro. Busca constantemente la entrada por dentro para lanzar sus imparables carreras. Este hecho libera por completo el carril exterior que queda para el lateral. La ventaja es que, tanto Sibidé por derecha como Mendy por izquierda (Lucas en su defecto), tienen química con Mbappé de su etapa en el Mónaco y se integran a la perfección.

Además, los laterales se encuentran muy cómodos pisando partes avanzadas de campo ya que son ofensivos y con la potencia necesaria para volver también atrás. Veremos cuál es el sector por el que Didier Deschamps decide emplear esta combinación. En cualquier caso, una pequeña sociedad que funciona de una manera tan efectiva como sincronizada. Un arma de sorpresa muy potente.


La pareja de centrales


Juntamente con España, Francia tiene la mejor pareja de centrales de la actualidad. Umtiti y Varane unen a su velocidad y calidad en la salida, una experiencia competitiva que les ha aportado un crecimiento espectacular. Un dúo muy completo y que se complementan espléndidamente. Tienen tablas para defender puntas de peso así como para gestionar situaciones con delanteros rápidos. Gran capacidad para iniciar el juego desde atrás. Y lo mejor de todo, ambos actúan a perfil bueno. Francia puede salir limpio con la misma solvencia por los dos sectores y este es un factor futbolísticamente muy valioso. Atenúa mucho la presión rival. Innegablemente, un punto muy fuerte.

DEBILIDADES


Falta de un líder espiritual


Si es muy evidente que de potencial futbolístico va sobrada, también lo es que a Francia le falta un jugador claro que desempeñe el rol de líder en cuanto a mentalidad. Así como en las demás selecciones que se engloban entre las grandes favoritas aparece la figura de, al menos, un líder de personalidad fuerte, los primeras espadas bleus carecen de ello. Y en este tipo de competiciones, los grandes caracteres son los que permiten vivir mejor los momentos de dificultad que, en algún momento u otro, van a aparecer. Alguien deberá aportar el salto cualitativo al grupo si quiere levantar la Copa del Mundo.

Medio del campo con poco pase

Deschamps se lleva a 5 mediocampistas puros (aunque algún otro jugador podría reconvertirse). Son los siguientes: Kanté, Matuidi, NZonzi, Pogba y Tolisso. De todos ellos, sólo Tolisso es más organizador que presionador. Y aunque los cuatro anteriores saben jugar el balón también con criterio (sobre todo NZonzi), destacan por abarcar mucho terreno y tener un despliegue espectacular. Sus pases son buenos pero también son los más lógicos. En situaciones dónde los bleu requieran un peso importante en el partido y no consigan desarbolar al contrario por medio de los 1vs1 de sus talentos, les puede faltar ese pase que rompa líneas y facilite la sorpresa del ataque.


El arquero


La diferencia entre la parte atacante y el arquero se hace muy notoria. Aunque la evolución deLloris en el Tothennam ha sido positiva, ni los suplentes Areola ni Mandanda ofrecen la fiabilidad que requiere una selección como la bleu. Dependerá de la exigencia de los rivales y de cada partido en concreto, pero el resultado final de Francia irá muy de la mano del rendimiento que la portería ofrezca. 

Fuente: http://telefenoticias.com.ar/rusia-2018/como-juega-francia-el-rival-de-argentina-en-octavos-de-final/



Compartir en Google Plus

Periodista: Noticias Huellas de Jujuy

Trabajamos por una sociedad mas informada y comunicada con un profundo compromiso con la realidad informativa de la provincia de Jujuy, el país y el mundo.

0 comentarios:

Publicar un comentario