Los detalles nunca contados (y las mentiras más increíbles) sobre el trágico final de la madre de Luis Miguel


Imagen relacionada

Es una de las personas que más sabe sobre Luis Miguel y su trabajo lo acredita. El periodista español Javier León Herrera es autor de dos libros en los que, mediante una impresionante investigación, recorren todos los detalles de una vida apasionante en la que no faltan condimentos como el éxito, el talento, el sacrificio, los excesos, la figura de un padre manipulador y la repentina desaparición de una madre, quizá uno de los mayores dolores del artista.

En Luis mi rey (1997) y en el reciente Luis Miguel, la historia (Aguilar, 2018) el biógrafo del cantante repasa detalladamente los aspectos clave en la historia del Sol de México. Ambos trabajos sirvieron como base para la exitosa serie de Netflix que semanalmente se actualiza y sorprende a miles de fanáticos en todo el mundo.




Por estas horas, el personaje más comentado -y repudiado- luego de cada episodio de la tira es el padre de Luis Miguel, el controvertido artista español Luisito Rey.

Para León Herrera, que en sus trabajos recorre varias de sus estafas y mentiras, "no se puede entender la historia de Luis Miguel sin entender la historia del propio Luisito Rey".

"Realmente a mí me llamó muchísimo la atención, cuando empecé a escarbar, porque no podía ni sospechar la complejidad del personaje real, de carne y hueso, que era el papá de Luis Miguel", aseguró el periodista.

-¿Qué fue lo que más te llamó la atención mientras lo investigabas?

-En el último capítulo de la serie, sin ir más lejos, creo que se pone en boca de Luis Miguel, que decía algo así como que su padre era un mentiroso compulsivo. Yo creo que era mucho más que eso. Era mentiroso compulsivo pero con unas dotes de inteligencia para manipular las cosas y la realidad realmente extraordinarias. Y fue una lástima porque era una persona que tenía un talento innato impresionante. Era un talento y un virtuoso para tocar la guitarra y para componer. Podría haber sido perfectamente un artista de renombre. Pero el único éxito que tuvo y prácticamente se le reconoció fue en la Argentina, que era la famosa canción Frente a una copa de vino, que es precisamente en la época en que él conoce a Marcela Basteri.



Luisito Rey y el Sol de México, en los inicios de la carrera del artista.

-¿Era mitómano?
-Todo el personaje en sí es de una faceta maquiavélica con tintes picarescos. Porque lo que está claro es que para entender la biografía de Luis Miguel hay que entender a la personalidad del papá que es el que marca, para bien o para mal, todos los acontecimientos.

-Es curiosa la gran cantidad de falsificaciones de Luisito que vos recorrés en tus trabajos: desde su propio pasaporte, hasta el de su hijo y una supuesta obra de Dalí que él exhibía como una suerte de trofeo. ¿Cómo fuiste trabajando con esa información?

-Hay desde lo más anecdótico y chistoso, si se quiere, hasta otros episodios que evidentemente no tienen nada de cómico, más bien todo lo contrario. Realmente fue complicado. Primero hubo que tener mucha paciencia y hacer muchas visitas a muchas personas en diferentes momentos y en diferentes lugares donde de alguna manera se generaron documentos e ir desentramando la historia. Pues eso dio lugar a muchas sorpresas. Hay una que es muy significativa, que es la propia fecha de cumpleaños de Luis Miguel.



En México se comercializan remeras que muestran el enojo del público 
con el padre del cantante a medida que avanza la serie de Netflix.

-¿Luisito falsificó la fecha de nacimiento de su hijo?

-Cuando yo llegué al hospital donde él nació e incluso me pude entrevistar con el propio médico que lo trajo al mundo, me facilitaron una copia del expediente. Pues me llevé una gratísima sorpresa al ver que él no había nacido el 19 de abril, que es el día que festeja su cumpleaños. Por media hora escasamente, pero él nace a las 23.30 del día anterior. Sin embargo, el papá lo registra y el acta luego queda la fecha del 19 de abril. Igual que eso, absolutamente todo. Tuve que hacer mucha labor de hemeroteca, tanto en la Argentina como en España y Puerto Rico. Porque en aquellos días la prensa también publicó que los padres de Luis Miguel se habían casado. Estamos hablando de la época en la que Luisito Rey gozaba de mayor fama en la Argentina. ¡Y fue mentira esa boda! Yo tuve que ir también personalmente a la iglesia de Palermo donde supuestamente se había casado y eso no sucedió.

-En aquella época él presentó a Marcela también como una actriz importante. ¿Qué encontraste de ese momento?

– Hay anécdotas que provocan cierta hilaridad, cuando uno lee y puede notar la capacidad de embuste que tenía el propio Luisito. Era una cosa impresionante. En todas las notas  de prensa él decía que Marcela era una actriz y que la había conocido durante el rodaje de su última película, que los dos habían coincidido en la filmación. ¡Una mentira por partida doble! Ni él había hecho una película ni mucho menos Marcela, que andaba viviendo con su papá y con su madrastra allá en el Gran Buenos Aires, con la única aspiración de ser modista, a veces atendiendo y a veces no a un pretendiente que tenía en su barrio.



Luisito Rey fue muy influyente en la vida de su hijo.

-¿Hubo más mentiras?

-Claro, hay otra anécdota y es que él inventó que Marcela era hermana de una conocida actriz italiana, Rossana Podestà. Esa mentira se prolongó tanto en el tiempo que cuando Luis Miguel triunfa en el Festival de San Remo, Italia, en una entrevista televisiva le acaban preguntando a la propia Rossana si él era su sobrino. Ella de una manera simpática lo desmiente diciendo que le hubiera gustado mucho porque que era un muchacho muy guapo que cantaba muy bien. Pero que no tenía absolutamente ningún parentesco. Este tipo de cosas, desde las más graciosas hasta las menos chistosas fueron una constante en la vida de la familia. Y eso le influyó absolutamente en la vida de Luis Miguel.

Uno de los aspectos en los que el periodista indagó más fue la desaparición de la madre del artista. Pese a las distintas versiones y especulaciones actuales sobre el tema, León Herrera es categórico. Él asegura en su trabajo que Marcela Basteri falleció a fines de 1986, probablemente en España.

Según su reconstrucción de los hechos y la ardua investigación que realizó, los padres del cantante tuvieron una crisis terminal y la mujer huyó hacia Europa. Fue entonces cuando Luisito Rey, asustado por los secretos que guardaba la madre de sus hijos, decidió reunirse con ella para que recapacitara. Llegó a pedirle que se juntaran en España a hablar.
Ella salió desde Pisa en un avión, con su hijo menor y poco después se comunicó telefónicamente con su familia por última vez.



El maltrato emocional de que fue objeto deterioró su salud 
y la hizo perder peso, según la investigación de León Herrera.

"Después de eso se esfumó. La tierra se la tragó. Desde entonces, más o menos a principios de septiembre de 1986 no hay una sola señal de vida de la mamá de Luis Miguel",escribió el periodista, que aunque no lo afirma de manera concluyente da a entender en su trabajo que la familia de Luisito Rey podría estar detrás del trágico final de la mujer.

"Desde el máximo rigor y absoluto respeto, la información a la que yo tuve acceso durante mi trabajo de campo para la elaboración de Luis mi rey me asustó, y sin entrar en algunos detalles desmesurados por la delicadeza del asunto y porque no hay pruebas que sustenten los hechos, me aseguraba que Marcela murió de causas no naturales. El paso del tiempo y la ausencia de noticias de su paradero por desgracia van corroborando esa información",escribió el periodista en Luis Miguel, la historia.



Para el biógrafo de Luis Miguel, 
Marcela Basteri falleció “de causas no naturales” en 1986.

-Uno de los grandes misterios es la madre de Luis Miguel, Marcela Basteri. ¿Qué pasó con ella? ¿Por qué desaparece misteriosamente?
-Lo que pasó con ella es algo que probablemente, en la curva del dolor, sea el pico, el punto más álgido del dolor de un ser humano. Eso va añadido a lo que ya venía de atrás, con todo lo que pasó con el papá. En su momento ya lo conté, en la serie se está viendo. También en mi nuevo libro lo cuento con más detalle. Más que un misterio, para mí, es el momento cumbre del dolor de un ser humano. Desafortunadamente Marcela falleció. Por la investigación tengo más o menos situada la fecha del fallecimiento en el último trimestre del año 1986, en España, sin lugar a dudas. Fue de causas no naturales. Como yo siempre he dicho, los detalles a los que pude llegar por la investigación en su momento dado y confrontados ahora más recientemente es algo que, si lo hubiera querido contar, lo hubiera contado en el libro. Me ahorro el detalle de algunos episodios de lo que sucedió que en realidad lo único que van a hacer es escarbar en el dolor de un ser humano, que ya de por sí bastante tuvo que aguantar con eso.

-Entonces, ¿no hay misterios?

-No hay ningún misterio: Marcela Basteri desafortunadamente no está en este mundo, falleció, no va a aparecer. Se reencontrará con su hijo en el cielo y ya está, no va a aparecer. Por eso cuando yo veo cualquier noticia yo creo que es remover algo que no tiene más sentido remover porque Marcela ya no está.



Luisito Rey y Marcela Basteri tuvieron una atormentada relación.

-¿Cuáles fueron esos detalles que te impactaron?

-Es muy sencillo. Yo creo que uno, antes que escritor o periodista o cualquier otra profesión, es un ser humano. Obviamente aquí no estoy escribiendo ficción. Estoy escribiendo sobre hechos reales, sobre personajes reales. A mí, si fuera a la inversa, no me gustaría, por muy personaje público que fuera, que estuvieran en ciertos detalles que en realidad no aportan como algo más, si no se entiende ese algo más como algo morboso, sórdido, amarillista o de cualquier otra naturaleza. Pues francamente eso no va conmigo. Por lo tanto, decidí hacer un ejercicio de autocensura en algunos detalles, que no le aportan al lector ni al fan de Luis Miguel, ni al público en general, más allá de decir que este misterio se resume en el hecho de que Marcela murió y ya.

-¿Luis Miguel sabe de esto?

-Lo que sé, y muy fehacientemente, es que durante mucho tiempo él estuvo muy perdido y muy abrumado por el poder de manipulación del papá. Es más, yo creo que esa parte de alguna manera está quedando bien clara en lo que tenemos visto de la serie. Yo en los libros también lo cuento. Sé que hasta un determinado momento él estuvo bastante perdido. También me consta que efectivamente él encargó una investigación particular. Lo que sí es cierto es que, por lo menos que yo sepa, él no ha reconocido a nadie de su más íntimo entorno ser conocedor de los hechos. Pero si yo pude tener acceso a la versión más fiable de los hechos tengo que dar por sentado que él también. Aparte hay otra cosa que lo invita a uno a pensar que eso fue así: el hecho de que cada vez él se fuera cerrando más su personalidad y fuera poniendo un bloque de hielo entre su vida privada y su vida profesional. Yo creo que tanto él como su hermano. Alejandro, son conocedores de lo que sucedió.



Luis Miguel y su familia, en tiempos felices.

-¿Qué creés que sucedió ahora en la vida de Luis Miguel que hizo que finalmente se abriera a contarle al gran público su historia?

– Es una pregunta complicada. Dentro de la personalidad del ser humano, que durante tantos años ha estado bloqueado ante una parte de su vida que le marcó profundamente en el dolor y que de la noche a la mañana se ve ante la posibilidad volver a un primer plano de la actualidad contando esa historia, pues es complicado. Yo creo que eso el propio Luis Miguel debió consultarlo con la almohada más de una vez, probablemente dejarse asesorar por personas que le podían dar un buen consejo en el sentido de que lo enfocara como una catarsis. Es un ser humano muy cercano a cumplir el medio siglo de edad, con tantísima experiencia acumulada y con este bagaje de un círculo sin cerrar por los episodios tan traumáticos que tuvo que vivir. Que se le plantee exponer eso ante la opinión pública no debe haberle resultado fácil. Pero si me preguntas, creo que fue un acierto en todos los sentidos. Desde un punto de vista profesional de relanzarse después de este período de crisis de los últimos años y también desde el punto de vista personal.

-¿Llegó su momento de mirar para adelante?

-Todos aquellos que lo admiramos y que le deseamos lo mejor queremos también que en la parte personal -y eso lo vamos a ver en el muy corto plazo- también esto le haya servido para enfocarse hacia el futuro con paz interior, con una mayor espiritualidad. Todos esos gestos que vemos ahora mismo, cuando él se para a hablar al final de los conciertos, nos invitan a pensar que efectivamente podemos estar ante una persona renovada. Ojalá que así sea.
  

Fuente: https://www.infobae.com/teleshow/infoshow/2018/06/24/los-detalles-del-tragico-final-de-marcela-basteri-y-las-mentiras-mas-increibles-de-luisito-rey-segun-el-hombre-que-mas-sabe-sobre-luis-miguel/
Compartir en Google Plus

Periodista: Noticias Huellas de Jujuy

Trabajamos por una sociedad mas informada y comunicada con un profundo compromiso con la realidad informativa de la provincia de Jujuy, el país y el mundo.

0 comentarios:

Publicar un comentario