Qué sí y qué no es cierto acerca de la incontinencia


Muchos mitos giran en torno a la incontinencia urinaria. La falta de información es la principal causa que afecta la autoestima y de los tabúes en torno a esta condición.

De acuerdo con un estudio publicado por la OMS, entre el año 2015 y el 2050 los casos de incontinencia urinaria se incrementarán entre un 12 y 22 por ciento a nivel mundial.

Esto no necesariamente debe ser un dato alarmante, en realidad lo que es importante es saber que es posible llevar una buena calidad de vida si tienes incontinencia.

Existen tres principales tipos de incontinencia urinaria:

De esfuerzo: Ocurre cuando se da un esfuerzo como cargar algo, estornudar o toser fuertemente.

Imperiosa: Es resultado de la necesidad repentina de ir al baño y puede escaparse algo de orina.

Por rebosamiento: Es cuando la vejiga no puede vaciarse completamente y se presenta un goteo.

Las principales causas son:
Obstrucción en el sistema urinario
  • Problemas neurológicos
  • Alteraciones fisiológicas
  • Demencia o algún problema mental
  • Debilidad en suelo pélvico 
Lo importante después de detectar la incontinencia, es que se reciba el tratamiento adecuado y seguir cuatro principales recomendaciones: 
  • Ejercicios para suelo pélvico
  • Evitar consumir diuréticos
  • Buscar productos de calidad que sean absorbentes y cómodos
  • Seguir a cabo el tratamiento al pie de la letra 
Esta es la realidad sobre la incontinencia urinaria, no dejes que impacte tu vida negativamente.
Compartir en Google Plus

Periodista: Rodrigo Saavedra

Trabajamos por una sociedad mas informada y comunicada con un profundo compromiso con la realidad informativa de la provincia de Jujuy, el país y el mundo.

1 comentarios: