Jóvenes de Suiza aprendieron de la cultura jujeña


Concluyó el programa Minka Immersion Program que desarrolló el Instituto Inclusivo de Negocios Minka, en el cual 15 estudiantes pertenecientes al ‘Social Business Club’ de la Universidad de Saint Gallen de Suiza se capacitaron en Jujuy, a través de esta nueva propuesta de aprendizaje multinacional y multicultural basado en experiencias.
“Los jóvenes de suiza pudieron aprender de la cultura jujeña, y los jujeños aprendimos de ellos”, sostuvo el Presidente del Instituto Minka, Héctor Agostini, quien reveló que Minka se fundó buscando producir un impacto positivo en la sociedad “para que todos crezcamos, y en ese momento también pensamos que sería muy bueno que gente de otras partes del mundo se capaciten en Minka, como nosotros así también lo hacemos. Hoy se pudo concretar ese sueño que parecía utópico, por ello estamos sumamente contentos”.
El referente de Minka sostuvo que los jóvenes de Suiza se van con muchas enseñanzas, “ellos vinieron con expectativas y expresaron que éstas fueron superadas. Fundamentalmente les sorprendió que con escasos recursos, las empresas y emprendedores pueden hacer cosas maravillosas”.
Agostini dijo que para el 2018 esperan realizar más capacitaciones de este tipo, y también buscarán que estudiantes de la región puedan visitar otros países con capacitaciones similares.
Finalmente instó a los jóvenes a que se animen a participar en Minka, “tenemos los brazos abiertos para aquellos que deseen producir mayor impacto en sus negocios o emprendimientos. En Minka van a encontrar un gran aliado que le va a tender enormes redes para que tengan un impacto global, pensando en grande”.
Nico Pfaendler, alumno de Suiza que participó del curso, reveló que las expectativas con las que llegó a Jujuy fueron superadas. “Fueron dos semanas intensivas, llenas de aprendizajes, cada día se sintió como si fueran dos, y las experiencias e impresiones que tuvimos fueron inmensas”.
“Aprendimos otra perspectiva de cómo se puede hacer negocios y que con pocos recursos se puede lograr grandes acciones”, dijo Pfaendler y agregó que Jujuy “primero parece una región pequeña, pero en la segunda mirada, si te fijas bien, te das cuentas que hay muchas oportunidades y que no todo necesita grandes inversiones”.
El estudiante detalló que iniciaron la actividad con una parte teórica brindada por Urs Jäger, donde se capacitaron en temáticas relacionadas a la introducción al mercado social, cómo identificar recursos, buscar financiamiento, cómo escalar un negocio en un mercado determinado y cómo tener un impacto no solo en la calidad de vida de uno, sino de toda la región.
“Luego pasamos a la práctica donde conocimos distintas empresas y emprendimientos, y fuimos a la Puna a conocer diferentes lugares, una parte del grupo se fue a Espejo de Sal en Rinconadilla, y la otra a  Abra Pampa, y durante dos días conocimos como vive la gente ahí, qué negocios hacen, cuáles son sus actividades y cómo salen adelante en un ambiente tan duro y con pocos recursos. Luego combinamos la teoría con las impresiones que tuvimos en la práctica y pusimos nuestra experiencia en una presentación final”, detalló.
Finalmente el alumno suizo dijo que “todo es posible si se quiere. Fue una experiencia única y el que tenga la oportunidad de hacer un intercambio de culturas, debe tomarlo porque te abre la mente”.
La Directora del Instituto Minka, Lucy Vilte expresó que “este programa fue un quiebre en Minka. La multiculturalidad, las distintas perspectivas y puntos de vistas de cualquier país son muy importantes. Realmente podemos enseñar desde nuestra identidad, con nuestras potencialidades y herramientas, que es una manera de pensar y hacer totalmente distinta de la de Europa”.
“Hoy nos damos cuenta que se puede crear y cocrear no solo en la adversidad y dificultad, sino con otros. Los chicos de Suiza nos dejan sus conocimientos, experiencias, informes y su gran compromiso con este Instituto, para que -a partir de ahí- podamos aprehender de esas oportunidades y potencializarnos aún más como destino, como provincia y como Instituto, apuntando al desarrollo social de nuestra comunidad”, sostuvo Lucy Vilte.
Finalmente enunció que “éste fue un programa de inmersión donde estuvieron en el corazón de las comunidades y empresas, aprendiendo mutuamente. Un intercambio apunta a eso, un aprendizaje mutuo, ese es el objetivo y tiene que ser el de todos los programas educativos. Cuando podamos aprender de otros, conocer, aceptar, tolerar e integrar el conocimiento, alcanzaremos la paz como país, región y planeta”.
Más información del Instituto Inclusivo de Negocios Minka en www.institutominka.org; Facebook @InstitutoMinka e-mail institutoinclusivominka@gmail. com 
Compartir en Google Plus

Periodista: Noticias Huellas de Jujuy

Trabajamos por una sociedad mas informada y comunicada con un profundo compromiso con la realidad informativa de la provincia de Jujuy, el país y el mundo.

0 comentarios:

Publicar un comentario