ZAFRERA DESDE NIÑA, VOLVIÓ A LA ESCUELA Y TERMINÓ LA PRIMARIA A LOS 77 AÑOS

Polonia Mamaní, zafrera desde la niñez y vecina de la Colonia San José (Tilcara) que volvió a la escuela y a los 77 años terminó la primaria, fue recibida por la ministra de Educación Isolda Calsina, quien la felicitó por su ejemplo.
Polonia Mamaní, junto a la ministra Calsina, sus maestras y funcionarios del Ministerio de Educación.
Polonia Mamaní, junto a la ministra Calsina, sus maestras y funcionarios del Ministerio de Educación.
Acompañada por un grupo de maestras y el coordinador de la Modalidad de Educación para Jóvenes y Adultos Julio Alarcón, la egresada desayunó con la ministra y en un clima de emoción y alegría, relató cómo fue su experiencia de regresar a las aulas después de muchos años de haber abandonado los estudios primarios. La necesidad de trabajar en la zafra desde la infancia –contó- fue el principal motivo por el que no pudo estudiar pero siempre tuvo sed de aprender.
“Para nosotros es un ejemplo a destacar y un orgullo para todos los jujeños”, afirmó Calsina para subrayar que el caso de Polonia Mamaní evidencia que “el conocimiento y el aprendizaje siempre es posible cuando uno  tiene confianza y un maestro que tiene la generosidad de darlo todo”.
Agregó que el ejemplo de la vecina de Colonia San José, un bello pueblo de la Quebrada, “nos sirve para animar a muchas personas que por diversas circunstancias no pudieron terminar sus estudios”.
“Es este un mensaje de esperanza en el sentido que todos podemos aprender a cualquier edad  y que la cuestión está en animarse y hacerlo”, añadió.
La ministra, además, escuchó atentamente las vivencias e inquietudes de las docentes, entre las que estaba la  maestra Soraya Sajama, quien convenció a Polonia Mamaní a que terminara la primaria.
Con una amplia sonrisa, la egresada contó que la materia que le resultó más fácil fue Matemática y la más difícil, Lengua. “Lloraba porque no entendía pero en Matemática anduve muy bien”, señaló.
Cuando aprendió a escribir, recordó, lo primero que hizo fue hacer una carta a su hijo que vive en el sur, contándole que había concluido sus estudios.
“No falté ningún día a la escuela, iba con mi cuadernito y a veces me daba sueño,  me parecía una tontera, pero con la ayuda de mi maestra  y mis compañeros, se hizo realidad mi sueño de terminar los estudios primarios. Mi vida fue un sufrimiento por las carencias y la necesidad de trabajar desde niña en los cañaverales, tantas cosas para recordar, pero me quedo con esta realidad, terminé esta etapa y puedo leer todos los carteles especialmente cuando voy  al banco y hacer trámites”, reseñó.
Polonia reflexionó y pidió que los jóvenes: “no pierdan tiempo, solo el estudio  les ayudara en la vida;  yo terminé esta etapa, si hay posibilidades continuo… por qué no?”.
Néstor Josué Condorí, responsable regional de los Centros Educativos de Terminalidad Primaria definió que “ha sido una experiencia fantástica; Polonia representa el trabajo y el esfuerzo de todo un equipo docente, principalmente de  la maestra que no sólo tocó la puerta del domicilio para invitarla a retomar sus estudios sino también del corazón y este es el resultado.  Estamos felices porque nos recibieron  a todo el equipo docente  de Región II. Nos sentimos plenamente contenidos por la ministra y su cartera educativa”, concluyó.
Compartir en Google Plus

Periodista: Noticias Huellas de Jujuy

Trabajamos por una sociedad mas informada y comunicada con un profundo compromiso con la realidad informativa de la provincia de Jujuy, el país y el mundo.

0 comentarios:

Publicar un comentario