Detuvieron a dos policías por quedarse con 1 millón de dolares

Los efectivos fueron arrestados en el propio edificio de Drogas Peligrosas sobre la avenida Belgrano y Virrey Ceballos, ubicado frente al edificio central de la Federal. Russo y Cóceres, policías ampliamente conocidos en las investigaciones sobre narcotráfico de la última década y un enlace frecuente con jueces y fiscales, fueron acusados de quedarse con USD 1 millón encontrados durante un operativo narco que debían ser incautados por el Estado. La división Precursores Químicos también fue allanada. La PFA, a través de Asuntos Internos, colaboró con la causa.

Russo y Cóceres tienen una larga cantidad de célebres casos narco en su lista, como por ejemplo el del fisicoculturista Javier Florio, acusado de traficar drogas sintéticas en su propias fiestas electrónicas llamadas Florio Fest. Nicolás Pachelo, hoy preso por robo y acusado de la muerte de María Marta García Belsunce, fue arrestado en ese operativo, en una quinta de General Rodríguez: Cóceres fue el encargado de identificarlo y esposarlo.
Persiguieron también a los presuntos dealers que operaron en la trágica fiesta Time Warp y más recientemente al español Javier Ribas Rocher, capturado en 2013 por montar una pequeña fábrica de pastillas sobre un gimnasio de la calle Viamon


Fue difícil para los encargados de investigarlos, en cierto punto. Russo, como policía, tuvo un trato profesional de varios años con la PROCUNAR en sus investigaciones. El arresto es sorprendente para muchos que conocen las investigaciones de drogas en el país: el subcomisario y el principal trabajaban en un estrecho vínculo, con una fama de ser audaces a la hora de rastrear e infiltrar el circuito de drogas sintéticas en la Argentina. Gozaban de confianza: también eran convocados para encargarse de expedientes con grandes movimientos de cocaína.

El dinero faltante, precisamente, surgió en la causa denominada "Ave Rapaz", un operativo conjunto de la PFA y la PROCUNAR de diciembre pasado en donde Russo y Cóceres intervinieron y en donde se incautaron 1166 kilos de polvo provenientes del noroeste argentino, un expediente que también estuvo a cargo del juez federal Bavio. La PROCUNAR todavía busca el dinero. Los investigadores, sin embargo, sospechan que ya fue gastado. 
Los allanamientos en Drogas Peligrosas continuaban a mediados de la tarde de hoy. Ambos policías esperan ser indagados.
Compartir en Google Plus

Periodista: Rodrigo Saavedra

Trabajamos por una sociedad mas informada y comunicada con un profundo compromiso con la realidad informativa de la provincia de Jujuy, el país y el mundo.

0 comentarios:

Publicar un comentario