Reacciones adversas por cosméticos: menos del 10% de los casos son denunciados

Resultado de imagen para COSMETICOS

Un informe de la CBS de EE.UU  afirma que existe una baja tasa de denuncia sobre los problemas generados por reacciones adversas a cosméticos. “Estos productos no requieren en la Argentina, ni en otros países del mundo desarrollado o no, aprobación para ser lanzados al mercado”, afirmó la Dra. Ana de Pablo, médica dermatóloga del Hospital Austral.
Cada vez son más las personas que sufren problemas en la piel debido a la acción de maquillajes, productos para el pelo, lociones, cremas, etc. Sin embargo, la mayoría no lo denuncia o lo hace sólo ante la empresa, que no está obligada a notificar a la autoridad pertinente. “En nuestro país, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) puede actuar una vez ocurrido un determinado evento, aseguró la Dra. Ana De Pablo, integrante del equipo de Dermatología del Hospital Universitario Austral.
Por lo tanto, lo ideal es que la denuncia de los consumidores cuando experimentan algún problema sea espontánea. No obstante, “se sabe que este reporte o queja generalmente se realiza en menos del 10% de los casos; y en muchos casos si la queja existe, se realiza directamente ante la empresa fabricante, que no está obligada a denunciarlo al estado”, explicó la Dra. De Pablo.
El responsable de la cosmetovigilancia en la Argentina es la Dirección de Vigilancia de Productos para la Salud de la ANMAT que abarca productos de higiene personal, cosméticos y perfumes. Este sistema recoge y evalúa la información que el usuario notifica a modo de denuncia. “Actúa como organismo regulatorio y ejerce su poder de ‘policía’. Así, por ejemplo, lo que se hace es retirar de la venta un lote del producto en cuestión, pero el daño ya estaría hecho”, añadió la especialista.
El canal CBS de Estados Unidos presentó un informe donde se hablaba sobre la baja tasa de denuncia que presentan los problemas dermatológicos o de otra índole generados por reacciones adversas a cosméticos. “Los productos cosméticos no requieren en la Argentina, ni en otros países del mundo desarrollado o no, aprobación para ser lanzados al mercado. Esto quiere decir que no necesitan mostrar pruebas de seguridad y eficacia (exceptuando los colorantes que se usan como aditivos), requerimientos que sí deben cumplir los medicamentos”, explicó la Dra. De Pablo.
Los cosméticos son preparaciones constituidas por sustancias naturales o sintéticas, así como también por la mezcla de ambas, de uso externo en diversas partes del cuerpo: piel, pelo, uñas, mucosas (por ejemplo de la cavidad bucal), y semimucosas (labios), dientes y genitales externos.
Su objetivo es higienizar, perfumar, cambiar la apariencia, proteger o mantener, así como también corregir olores corporales mediante el cambio o la alteración de la apariencia corporal, aunque no su estructura o función.
“Sin embargo existe una línea delgada entre esta acción y los componentes estéticos o medicinales que afectan la salud, porque cualquier sustancia aplicada o administrada al cuerpo humano puede causar daño. Por ejemplo, pueden existir problemas de contaminación o de adulteración debido a la inclusión en la formulación de químicos no autorizados pero de menor costo para la manufactura del producto final”, detalló la especialista.
Y los problemas surgen porque pese a todo esto, dado que los productos cosméticos en general son de bajo riesgo, no es necesario solicitarles determinados pasos de verificación de su seguridad previos a su salida al mercado, procedimiento que podría encarecer sobremanera el producto final.
Los productos capilares, en especial las tinturas, son los que mayor número de denuncias tienen, seguidos por los productos de cuidado personal para la piel (lociones limpiadoras, cremas, maquillajes). También suelen denunciarse maquillajes porque éstos a menudo tienen metales muy alergénicos en su composición como níquel, cobalto o sales de hierro, entre otros.
“La recolección de datos por parte de ANMAT (si hay problemas de uso, defectos de calidad, sospechas sobre la legitimidad del producto o efectos adversos) se hace con el objetivo de tomar las medidas correspondientes para garantizar la calidad, seguridad y eficacia de estos productos”, detalló la especialista. La notificación puede ser hecha por el usuario, su familia, establecimientos sanitarios públicos o privados, colegios de farmacéuticos y bioquímicos, asociaciones de profesionales o cualquier otra entidad relacionada con la temática.

Algunos consejos:
*Consulte al médico dermatólogo que podrá evaluar si la reacción es irritativa o alérgica.
*Un producto “de origen natural” puede tener productos de origen vegetal (hierbas, frutas, raíces) que provoquen reacciones per se o, por ejemplo, por exponerse al sol. Esto quiere decir que no hay que creer que porque es natural es inocuo.
*Hay que tener cuidado con el uso de limpiadores (pulidores, tónicos astringentes, para acné) de venta libre porque éstos tienen componentes que pueden ser irritantes. Además, si son mal aplicados (muchas veces al día, mucha cantidad) pueden provocar dermatitis de relevancia.
*Hay zonas del cuerpo que son más sensibles, como por ejemplo los párpados. En estas áreas muchas veces no puede emplearse el mismo producto que se utiliza para el resto del cuerpo.
*Si nota que un producto cosmético le irrita (la zona se pone roja, se descama, pica) hay que retirarlo de la piel o el pelo y no volver a utilizarlo, ya que es altamente probable que la reacción sea mayor si el uso es reiterado.
*Si tiene alguna reacción, no dude en reclamar ante el fabricante y, para que el estado puede ejercer su poder regulatorio, tómese el tiempo para denunciarlo en la Dirección de Cosmetovigilancia de ANMAT.

Contacto:
*Dra. Ana De Pablo
Médica del staff de Dermatología
Hospital Universitario Austral
ADEPABLO@cas.austral.edu.ar
Compartir en Google Plus

Periodista: Noticias Huellas de Jujuy

Trabajamos por una sociedad mas informada y comunicada con un profundo compromiso con la realidad informativa de la provincia de Jujuy, el país y el mundo.

0 comentarios:

Publicar un comentario