"Me mostraban como un trofeo": la pesadilla de las chica violada por amigos de su mamá




Una joven que fue abusada durante años con la complicidad de su propia madre rompió el silencio y contó el infierno en el que vive: aún hoy tiene pessadillas por los abusos y dice que "ni toda el agua del mundo" la va a poder limpiar.

A los 15 años, Luciana aceptó trabajar en la casa de dos amigos de toda la vida de su madre; Marcelo y Cinthia La pareja tenía una casa en Córdoba y se la llevaban: las chica fue quedándose con ellos y acabaron abusando de ella. Cuando le dijo a la madre que no quería seguir, la retó y le ordenó que siguiera trabajando.

“Quiero hacer feliz a mi marido. Yo sé cómo te mira”, le dijo una vez Cinthia con su marido al lado. "Yo sé que le gustás, veo cómo te mira. Sabés que te queremos mucho. Por eso quiero que sea con vos”, le volvió a decir la mujer. La sentaron en la cama y cuando intentaron sacarle una prenda de ropa, Luciana se negó. “Bueno, entonces mirá como se hace”, le dijeron.

“Esa fue una de las tantas veces que quisieron incluirme en sus relaciones sexuales. Pero él abusó de mí al menos cuatro veces”, contó. “En ese momento de verdad no entendía nada. No sabía que no estaba bien. Bajo manipulación no lograba entender qué era lo que estaba pasando”.

“Una vez me dieron clonazepam porque me costaba dormir. Me quedé dormida en el sillón del cuarto de ellos. Me desperté cuando Marcelo me estaba tocando. Le dije que salga, que no me sentía bien. Cuando me desperté gritando tenía su mano en mi entrepierna”, relató.


https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1516109345339luciana%20tramul.jpg

"Fui abusada", lanzó su perfil de Facebook. "Tenía 15 y no lo sabía. Pero pasó. Me pasé horas adentro de la ducha, con una sensación de insuficiencia, me sentía sucia. Ni toda el agua del mundo me podía limpiar".

"Bajo manipulación no logras entender lo que está pasando", contó."Estaba a la defensiva. Enojada. Triste. Fuera de mí y a la vez tan sumergida que sentía que no podía salir...Me pusieron en contra de todo lo que amaba, de todo lo que quería".

Hasta que se animó a contarle a una amiga, que le dijo que tenía que hacer la denuncia aún con su mamá de por medio y como cómplica. Luciana fue a hacer la denuncia en la fiscalía N°7 de Morón siendo menor de edad. Nunca le tomaron declaración.  “Me mostraban frente a sus amistades como un trofeo. Él le decía a sus amigos ’mirá la piba que me estoy comiendo´".



Fuente: http://losandes.com.ar/article/view?slug=me-mostraban-como-un-trofeo-la-pesadilla-de-las-chica-violada-por-amigos-de-su-mama




Compartir en Google Plus

Periodista: Noticias Huellas de Jujuy

Trabajamos por una sociedad mas informada y comunicada con un profundo compromiso con la realidad informativa de la provincia de Jujuy, el país y el mundo.

0 comentarios:

Publicar un comentario