El accidente en el que casi muere la motivó a cambiar de género, y hoy es figura en el teatro


Nicole González, más conocida como
Sucedió cuando tenía 23 años. Se había recibido con honores el año anterior, en la carrera que le había marcado el mandato familiar: abogacía.

Viajaba en un micro de larga distancia desde la costa a La Plata, su ciudad natal. Había ido al casamiento de uno de sus hermanos, y cuando regresaba, el vehículo cruzó de carril e impactó contra un puente. “Lo arrancó -recuerda hoy, 16 años después-. El micro cayó en un canal de cuatro metros de profundidad. Tuve que romper los vidrios de la ventana para poder salir, porque esos martillitos no sirven para nada”, detalla quien luego le terminó ganando un juicio a la compañía por las heridas que sufrió en sus manos, en donde recibió puntos de sutura.

“Me di cuenta que podía haber terminado mi vida siendo la persona que todos querían que sea, pero no quien me sentía. Entonces, hice de cuenta que ahí murió la persona que fui hasta ese día y comencé mi proceso de transformación física pensando que estaba teniendo una segunda oportunidad para vivir siendo yo misma", cuenta sobre el clic que hizo tras el accidente que describe como “crucial”.

Hoy, se llama Nicole González y popularmente conocida como La Rubia Peronista, quien saltó a la fama gracias a sus videos virales de humor político. “Nació como un modo de protesta en los que traté de defender los derechos de los laburantes, los jubilados y todos los afectados por las políticas de ajuste”, explica en una entrevista exclusiva con Teleshow.


Con respecto al nombre que eligió, detalla que además de gustarle, le parecía fuerte. “Después me dijeron que el significado es ‘la que lleva el pueblo a la victoria’, y me pareció, por demás, muy acorde a lo que es mi lucha”, continúa y bromea al reproducir la primera reacción de su madre cuando le contó que quería llamarse Nicole: “¡Ese nombre es de puta! Ponete otro”.

Alcanzó la popularidad gracias a sus videos virales de humor político y Moria Casán la apodó


Su apodo se lo debe a Moria Casán, quien se lo puso cuando la invitó a su programa luego de que sus videos comenzaran a viralizarse en las redes sociales. A sus 39 años, debutó en teatro y también fue convocada para hacer temporada en Mar del Plata con su unipersonal Bienvenida Nicole. El título de su espectáculo tiene detrás la historia que vivió a sus 23 años cuando sufrió el accidente que le cambió la vida.

Hasta llegar al chiste que le hizo su madre con respecto a la elección de su nombre, a Nicole le costó que sus padres aceptaran su decisión. No porque estuvieran en contra, sino por el contexto social. "Ellos tenían miedo de que yo sufra. De hecho, al principio mi papá trató de que no lo haga, me llevó al psicólogo y al psiquiatra, ¡casi hasta el veterinario para ver si me curaba!”, vuelve a bromear y recrea la conversación que tuvo con su padre, llorando y abrazados.

—Yo no quiero que te hagan sufrir. La gente suele ser una mierda con estos temas.

—Bueno, papá. Entonces, mi misión será tratar de revertir eso, para mí y para que las personas sean libres.

Desde chica Nicole sabía que quería ser actriz. Siempre protagonizaba los actos escolares, y hasta escribía los guiones: “Además, alegraba todas las fiestas familiares: me subía a un cajón de manzanas para hacer mi show. Esa siempre fue mi vocación, pero mi papá me decía que si quería salir adelante debía estudiar otra carrera, que con el arte no iba a llegar a ninguna parte”.

Sufrió de bullying ya en el jardín de infantes. Y de parte de sus maestros. “A los cuatro años una maestra me reprendió por ponerme un vestido de Cenicienta, me puso orejas de burro y me expuso delante de mis compañeros diciendo que eso era casi un delito. Desde entonces, supe que siempre que quería jugar a juegos femeninos, debía hacerlo en privado. Toda mi infancia me las ingenié, pero perdí mi infancia y mi adolescencia viviendo una vida que todos me marcaban como correcta y ocultando mi verdadero ser por vergüenza o prejuicio”, confía quien tiene un millón de seguidores en sus redes sociales.

González explica que no tiene hermanas, es por eso que en su casa no había muñecas, pero se las ingeniaba para hacerlas con cartón a escondidas de sus padres y las descartaba antes de que ellos regresaran. “Les hacía ropita con papelitos de colores. Y antes de que volvieran mis viejos hacía una especie de ritual en el que las despedía y las prendía fuego para borrar la evidencia”.

“Tenía vergüenza de ser yo misma. Hoy, pasado el tiempo y habiendo logrado verme como la mujer que siempre me sentí, no me autopercibo como trans ni como una cosa diferente, sino como una mujer que ha luchado un poco más que otra para ser reconocida por el resto como tal. Nunca me he victimizado porque entiendo que cada uno de nosotros tiene sus propias cruces y está en nosotros la posibilidad de convertirla en una escalera hacia la felicidad que tanto anhelamos. Por eso ya no siento vergüenza sino orgullo y muchas ganas de, con mi propia historia, tentar a todos a vivir en libertad y a amarnos como somos, sin importarnos nunca el qué dirán, que muchas veces viene de aquellos que no se atreven a ser”.

"Bienvenida Nicole" está de martes a domingos en el Teatro Del Ángel



Con respecto al show que se presenta de martes a domingos en el teatro Del Ángel de Mar del Plata, sostiene: “Siempre capitalicé lo malo para transformarlo en bueno y por eso decidí contar mi historia sobre un escenario. Es el único espectáculo en el cual los espectadores se van a reír con el corazón”. Cuando comenzó a trabajar como artista recorrió el país con su primer unipersonal Gorilas, abstenerse. Venía de trabajar como abogada durante 15 años en los que defendió a “mujeres solas con hijos que luchaban por sus alimentos”.

“Siento que he cumplido ya mi sueño, viniendo de una familia super humilde en la que no me faltó lo más importante que es el amor, pude salir adelante quemándome las pestañas, habiendo nacido con un género que no me representaba logré ser esta mujer plantada, segura, libre y valiente que además puede hacer lo que más ama en la vida, que es subirse a un escenario para hacer una clase de humor innovador. En un rubro que suele reírse de los demás, yo marco la diferencia haciendo reír tratando de generar conciencia social y por sobre todo tentado al resto a vivir en libertad respetándonos”, concluye Nicole González.


Fuente: https://www.infobae.com/teleshow/infoshow/2020/01/04/el-accidente-en-el-que-casi-muere-la-motivo-a-cambiar-de-genero-y-hoy-es-figura-en-el-teatro-la-historia-detras-de-la-rubia-peronista/
Compartir en Google Plus

Periodista: Huellas de Jujuy

Trabajamos por una sociedad mas informada y comunicada con un profundo compromiso con la realidad informativa de la provincia de Jujuy, el país y el mundo.

0 comentarios:

Publicar un comentario