UNJu : Ingeniería Industrial: Tesis que propuso mejoras de calidad para una PyME familiar de San Salvador de Jujuy

María Belén Muñoz y Érica Eliana Cándido presentaron su Trabajo Final titulado “Evaluación económica y aplicación de una mejora de calidad en una pyme de San Salvador de Jujuy” correspondiente a la carrera Ingeniería Industrial de la Facultad de Ingeniería (FI) de la Universidad Nacional de Jujuy (UNJu), el pasado 16 de diciembre. El Trabajo consistió en la realización de propuestas de mejora de calidad a una PyME local a partir de un diagnóstico integral de la empresa en el que se detectaron los puntos críticos a mejorar.


Las nuevas Ingenieras IndustrialeMaría Belén Muñoz de 24 años de edad y Érica Eliana Cándido de 33, manifestaron su alegría y satisfacción por la finalización de la carrera, “es un momento muy importante porque todo el esfuerzo y sacrificio de estos años, no sólo de mi parte sino también de todas las personas que estuvieron conmigo, tienen su merecida recompensa”, expresó la Ingeniera Muñoz; en tanto, la Ingeniera Cándido, quien actualmente se desempeña en un proyecto de eficiencia energética, dijo que se trató de un gran desafío alcanzado, “parecía que no llegaba más a la cima, cuanto menos faltaba, se hacía más difícil, pero lo logramos”. Ambas profesionales hicieron saber sobre sus aspiraciones de insertarse en el campo laboral y a futuro seguir profesionalizándose mediante un posgrado.

La Tesis tuvo como objetivo principal “diseñar y proponer mejoras en cuanto a calidad asociadas a la unidad de negocio de ravioles de una empresa familiar jujeña, productora y distribuidora de alimentos artesanales, y analizar el impacto económico de las mismas”; las propuestas de mejora de calidad consignadas, “fueron evaluadas económicamente y elaboradas en base a los principios fundamentales de la norma ISO 9001:2015”. El Trabajo Final fue dirigido por los docentes Ing. Claudia Fabiana Valdiviezo Corte e Ing. Lucas Vizzoni.

En cuanto a los resultados y conclusiones alcanzadas, las profesionales jujeñas señalaron que luego de un diagnóstico detectaron “que el aspecto que le permitió a la organización subsistir hasta la actualidad, fue su cultura ya que la utilizaron para apalancar sus fortalezas generando estrategias basadas en elementos intangibles de creación y preservación de valor”, pero evaluaron la necesidad de la aplicación de “conocimientos técnicos a través de la profesionalización”, por lo que una “mejorar en la calidad de la PyME aumentará la satisfacción del cliente y el bienestar del personal, generando un impacto positivo en las utilidades”. En ese sentido explicaron que mediante una “primera propuesta de mejora, el desarrollo de una Planificación Estratégica se lograría acotar los riesgos y asumir las crisis como oportunidades para asegurar la supervivencia de la PyME en el largo plazo”; con una segunda propuesta que comprenda “la utilización de un Tablero de Mando Integral, permitirá contar con un mayor conocimiento de la situación actual de la empresa en tiempo real para atender los desvíos de los procesos internos claves y así, mejorarlos de forma continua”; y con una última propuesta, “demostramos la importancia de comprender la cultura organizacional como base para iniciar el proceso de cambio en la creación de una cultura orientada a la calidad”, precisaron. Además, elaboraron una evaluación económica, por la cual demostraron que “la conveniencia de la implementación de las propuestas de mejora no implican erogaciones significativas y es un gran contribuyente al incremento de las utilidades donde los beneficios son exponenciales a largo plazo”, y destacaron la importancia de las mejoras propuestas ya que “se pueden adaptar y aplicar a las demás unidades de negocio de la PyME, para mejorar el nivel general de calidad de la organización”.

En ese marco de investigación y propuestas proporcionadas, valoraron la realización de Tesis como una forma de contribución a la comunidad, “el fundamento de nuestro trabajo es que las pequeñas y medianas empresas (PyMEs) conforman un elemento fundamental en la economía argentina y de la provincia, sin embargo, la tasa de fracaso anual es muy elevada a pesar de ser uno de los países más emprendedores del mundo, ya que alrededor del 80% de los emprendimientos no sobreviven más de dos años y del 20% restante, sólo tres de diez alcanzan los ocho años”, explicaron; por lo que, su motivación estuvo relacionado a “ayudar y aportar nuestros conocimientos técnicos a una PyME de nuestra ciudad, para asegurar su subsistencia”. Y proyectaron los alcances de su Tesis para el futuro, “si la empresa implementa las mejoras propuestas, quedaría muy cerca, si lo desea, de obtener una certificación reconocida mundialmente, para desarrollar y mejorar su rendimiento”, afirmaron.


Al referirse a su etapa como estudiantes universitarias, la Ingeniera María Belén Muñoz hizo saber que supo de la carrera Ingeniería Industrial “en una Expo UNJu a la que asistí cuando cursaba el último año del colegio secundario, en esa oportunidad pude conversar con alumnos avanzados de diferentes carreras que se dictan en nuestra Universidad, en donde informaban y contaban sus experiencias personales, y eso me ayudó mucho a decidir qué carrera seguir, porque en ese momento me encontraba en una indecisión sobre mi futuro profesional”. Y destacó el trabajo de todo el personal de la Facultad de Ingeniería para su formación, “fue muy lindo porque en estos años compartí muchos momentos inolvidables, no sólo con compañeros sino también con los profesores y todo el personal de la Facultad como ser administrativos, cuando por ejemplo presentaba una nota para algún trámite, los bibliotecarios que desde el primer día fueron muy amables y me ayudaron en todo lo que necesitaba y hasta el personal de maestranza que día a día se preocupaba para que tengamos un lugar limpio en donde estudiar”, y remarcó “valoro todo eso, cada pequeña cosa que ayudó a este logro tan importante en mi vida”.

Por su parte, la Ingeniera Érica Eliana Cándido hizo saber que se enteró de la carrera Ingeniería Industrial mediante una amiga, y que su motivación para estudiarla fue “el hecho de que todo sea mejorable o encontrar en un problema oportunidad, eso me pareció muy bueno y desafiante”. Y en cuanto a su etapa universitaria, consideró como “una experiencia espectacular, la calidad de profes que tuvimos, los buenos compañeros y amistades que formamos”, y recordó como anécdota, “en una de las materias troncales debíamos hacer un trabajo para promoción, en la defensa nos dijeron “NUNCA SE ENAMOREN DE SU TRABAJO, SIEMPRE SE PUEDE MEJORAR”, creíamos que no íbamos a aprobar y al terminar nos dijeron que fue un muy buen trabajo, desde allí comenzamos a entender en qué consistía la profesión”, compartió.

Finalmente, la flamantes nuevas profesionales jujeñas alentaron a los nuevos ingresantes a la carrera Ingeniería Industrial, “es una carrera muy linda y amplia en donde pueden trabajar y agregar valor a diferentes tipos de empresas y se pueden dedicar a muchas áreas diferentes, desde abastecimiento, producción, logística, mantenimiento, ventas, entre otras”, dijo la Ingeniera Belén Muñoz y agregó “los animo a que investiguen, pregunten y busquen información de esta carrera porque cada vez está creciendo y tomando más y más fuerza en el mundo entero”. Por su parte, la Ingeniera Érica Cándido describió que se trata de una carrera con un campo laboral muy amplio, donde “la base es la optimización, la mejora continua, y pueden desempeñarse en mineras, empresas de servicio, plantas de proceso ya que el Ingeniero Industrial es el nexo entre diferentes áreas que componen una empresa y por ello tenemos una formación que incluye además de las bases como química, física, matemática; estadística, economía y administración de empresas, gestión de la calidad, entre otras”.

Compartir en Google Plus

Periodista: huellas de jujuy

Trabajamos por una sociedad mas informada y comunicada con un profundo compromiso con la realidad informativa de la provincia de Jujuy, el país y el mundo.

0 comentarios:

Publicar un comentario