Más dudas sobre el origen del coronavirus: Biden le pidió al servicio de inteligencia un informe en 90 días





El presidente Joe Biden


WASHINGTON.- En un giro abrupto de la Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, le ordenó a la comunidad de inteligencia que “redoble sus esfuerzos” para dilucidar el origen la pandemia del coronavirus, una movida que agitó las dudas sobre el comienzo de la peor crisis de salud del último siglo que le costó la vida a 3,5 millones de personas.

Biden le dio 90 días a las agencias de inteligencia de Estados Unidos para que lleguen a una conclusión definitiva acerca de si la pandemia comenzó porque el virus saltó de un animal infectado a un humano o surgió de un accidente de laboratorio, una hipótesis que hasta hace unos meses era descartada por las autoridades del país y era vista como una teoría conspirativa.


“Ahora le he pedido a la comunidad de inteligencia que redoble sus esfuerzos para recopilar y analizar información que pueda acercarnos a una conclusión definitiva, y que me informe en 90 días”, dijo Biden en un comunicado, en el que informó que la comunidad está dividida respeco del origen de la crisis sanitaria que la mayoría no cree que hay “suficiente información” para evaluar cuál de los dos escenarios es más probable.

El mensaje que dejo Biden con su orden a la comunidad de inteligencia ofrece un giro que puede llegar a tener enormes repercusiones geopolíticas. La posibilidad de que el virus se originó en un accidente en el Instituto de Virología de Wuhan siempre formó parte del debate de la pandemia, pero nunca había tenido tanta cabida como ahora. La respuesta final del gobierno de Estados Unidos puede terminar de arrojar responsabilidades sobre China, además de afectar el vinculo de Pekín con Washington y el resto del mundo.

El gobierno de Biden ha dicho que una de sus prioridades de política exterior es hacer frente al creciente desafío geopolítico de China.

 

El vocero del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Zhao Lijian, acusó a Washington de “difundir teorías conspirativas y desinformación” al darle oxígeno a la teoría del laboratorio.

Una investigación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en China falló en despejar del todo los interrogantes sobre el origen de la pandemia, y renovó los reclamos globales a Pekín, que desde el inicio de la crisis se movió con hermetismo y limitó el acceso a los científicos e investigadores internacionales. Después de que se publicaran los resultados de la investigación conjunta de China y la OMS en marzo, el director de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, admitió que la teoría de las fugas de laboratorio requería más estudios, y reconoció que no creía que “esta evaluación fuera suficientemente extensa.”

La investigación conjunta de la OMS y China indicó que era “extremadamente improbable” la posibilidad de que el virus hubiera surgido accidentalmente de un laboratorio. La decisión de Biden sugiere que la Casa Blanca cree ahora que la OMS ya hizo lo que pudo para indagar y responder a los interrogantes sobre cómo comenzó la crisis y ahora es momento de confiar en su propia estructura de inteligencia para intentar despejar las dudas reinantes. La Casa Blanca dijo que las dos investigaciones no eran “mutuamente excluyentes”, y que el giro era solo una continuación de la política y la postura que había tenido la administración de Biden.

Ya a principios de esta semana la vocera presidencial, Jen Psaki, dijo que debía haber una “investigación independiente”. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de la Casa Blanca, insistió mientras el tema ganaba tracción en que lo mas probable es que el virus se haya iniciado a partir de una “ocurrencia natural”, pero que de todos modos ameritaba una investigación mas profunda.

“Debido a que no sabemos al 100 por ciento cuál es el origen, es imperativo que miremos y hagamos una investigación”, dijo Fauci.

Andy Slavitt, el asesor principal de la Casa Blanca para la respuesta a la pandemia del coronavirus, mostró en la misma sesión informativa junto a Fauci su frustración por las barreras impuestas a los científicos internacionales por China.

“Es nuestra posición que tenemos que llegar al fondo de esto, y necesitamos un proceso completamente transparente de China. Necesitamos que la OMS nos ayude en ese asunto. No sentimos que tengamos eso ahora”, dijo Slavitt. “Es una prioridad fundamental para nosotros”, remarcó.

Esta semana, un articulo del The Wall Street Journal reveló que fuentes de Washington familiarizadas con los informes y análisis de inteligencia dijeron que un reporte aún clasificado del país, que circuló durante la presidencia de Donald Trump, aseguraba que tres investigadores del Instituto de Virología de Wuhan de China estuvieron tan enfermos en noviembre de 2019 que buscaron atención hospitalaria.

Las comisiones de inteligencia del Senado y la Cámara de Representantes del Congreso están llevando adelante sus propias investigaciones. Donald Trump y varias figuras republicanas han adherido desde un principio a la teoría de que el virus surgió del laboratorio de Wuhan, que se encuentra cerca del mercado húmedo de la ciudad que suele ser señalado como el “Ground Zero” de la pandemia. Fauci ahora enfrenta pedidos de renuncia por parte de algunos legisladores republicanos.

“Ya es hora de que el doctor Fauci deje de hablar con el público estadounidense. Fauci debería renunciar o ser despedido de inmediato”, dijo el congresista Guy Reschenthaler.

Rafael Mathus Ruiz

Fuente:https://www.lanacion.com.ar/el-mundo/biden-le-pidio-al-servicio-de-inteligencia-un-informe-en-90-dias-sobre-el-origen-del-coronavirus-nid26052021/
Compartir en Google Plus

Periodista: Huellas de Jujuy

Trabajamos por una sociedad mas informada y comunicada con un profundo compromiso con la realidad informativa de la provincia de Jujuy, el país y el mundo.

0 comentarios:

Publicar un comentario