Día de los Santos inocentes


Ya pasó el Día de los Santos Inocentes, ahora  nos encontramos en otro año y los ambientalistas hicimos las siguientes reflexiones políticas y ambientales.

Este pensamiento escrito está dirigido a los políticos e industriales, los cuáles, según apreciación de la población debiesen cambiar de actitudes, dejar su individualismo de lado y bregar por la “Grandeza  de la Patria”.

Ser político el día de hoy es prácticamente separarse de la realidad que vive día  a día el pueblo que solo piensa en “levantar la olla”, que soporta los incrementos diarios de los productos básicos de la canasta familiar y ser jubilado, bueno, ahora  con la nueva ley que los obliga a pagar la fiesta de políticos corruptos que tiraban bolsos a los conventos, otros que robaron la maquinita de hacer billetes y más aún aquellos que apostaron por Panamá. Y si hubiesen comenzado por donar la mitad de sus suculentos sueldos, pagar de sus bolsillos los pasajes aéreos, dejar el aire acondicionado y no cortar el hilo por lo más delgado y matar de una vez a los más viejos, a los que forjaron verdaderamente al país.

Ser político es no pensar en el día a día, es planificar la continuidad en el Poder, sino es él debe ser algún familiar directo, la mujer, el hijo, la suegra y cuando ya ocuparon todos los familiares, quizás le toque  al  “colita”, pero como “colita” es de la familia, ahí se cumple la regla de la eternización, usan la política (hermosa herramienta de trabajo) como medio hereditario. Pasan en un corto tiempo de una bicicleta a una 4 x 4, último modelo, se  mudan inmediatamente del barrio que los votó y pasan a engrosar  las filas de  los “cajetillas”, a vivir en un country se ha dicho, viven como la nueva “casta  oligarca”. Qué bueno sería que los políticos dejen sus despachos, caminen entre el pueblo, dejen de hacer propagandas televisivas demagógicas que regalan esto o aquello, que atiendan al vecino en plazas públicas y se los vea, sin embargo sólo aparecen en épocas electorales, momento en el cual son capaces hasta de tomar mate en una villa de emergencia, luego conseguido el objetivo “se vuelven humo” humo que algunos hasta lo venden en la actualidad.

En cuánto a lo ambiental, ni fu ni fa, todos los gobernantes dicen el gran slogan “planta de reciclado” “trabajar a favor del medio ambiente” y en las ciudades está la misma respuesta de siempre, barrios atorados de basura, líquidos cloacales mezclándose con el agua pura;  hasta algunos intendentes viajan a vaya saber qué país exótico a hacer cursos de ambientalismo y eso vende al pueblo que solamente piensa en “la cacerola”. Industriales bien, gracias, siguen tirando sus desechos a los lechos de los ríos, etc. Algún día esto cambiará o sólo fue un pensamiento para el día pasado, el Día de los Santos Inocentes.


Pedro Martínez
Conciencia Ambiental Tucumán
Concienciambientaltuc@hotmail.com
Compartir en Google Plus

Periodista: Noticias Huellas de Jujuy

Trabajamos por una sociedad mas informada y comunicada con un profundo compromiso con la realidad informativa de la provincia de Jujuy, el país y el mundo.

0 comentarios:

Publicar un comentario